//Dos jóvenes holandeses, nuevos directivos creativos de Nina Ricci

Dos jóvenes holandeses, nuevos directivos creativos de Nina Ricci

Nina Ricci, la casa de moda fundada en París 1932, y en manos del grupo español Puig desde 1998, ha dado un vuelco a su estilo. Asociada a una línea «femenina y encantadora», según los expertos del sector, sus nuevos directores creativos prometen cambiar las cosas. Se trata de los holandeses Rushemy Botter, de 32 años, y Lisi Herrebrugh, de 28, dueños de la marca de ropa masculina Botter, que se harán cargo de inmediato la colección de prêt-à-porter.
No suenan aún entre los nombres arraigados, pero han obtenido el Gran Premio del Festival Internacional Hyères de Moda y Fotografía, equivalente a la Palma de Oro de cine, en Cannes. «Buscábamos gente única, y ellos ejecutaron algunos bocetos para la firma: no era una evolución, sino una revolución. Tal vez hayamos sido demasiado tímidos en Nina Ricci», ha dicho José Manuel Albesa, jefe de marcas, mercado y operaciones de Puig, a la revista estadounidense Women’s Wear Daily (WWD).

Botter estudió en la Academia de Moda de Amberes, y su familia es de Curaçao. Herrebrugh, cuya madre es de la República Dominicana, lo hizo en el Instituto de Moda de Ámsterdam. Un vistazo a los modelos de Botter, su sello, da una idea de su estilo. Mezclan cortes elegantes con detalles informales, gorras, adornos de plástico, telas brillantes, y accesorios llamativos para la pasarela, como peces hinchables. También han añadido a sus trabajos redes de pesca y logotipos de compañías como Shell, para llamar la atención sobre la contaminación de entorno. La revista Vogue los ha presentado en estos términos: «Inspirados por su herencia caribeña, sus piezas parecen lo contrario de lo que uno espera de Nina Ricci. Por eso es una decisión excitante y sorprendente».

La pareja de diseñadores ha respondido con igual entusiasmo. «Es un honor formar parte de un proyecto fantástico. Nos inspiran las vivas y sutiles señas de identidad que hacen de Nina Ricci una bella oda a la feminidad. Trataremos de insuflar un nuevo espíritu acorde a nuestro tiempo: fluido, sofisticado y fuerte», aseguran, en un comunicado conjunto. Residentes en Amberes, se trasladarán a París para sustituir a su antecesor, el francés Guillaume Henry. El debut del dúo está previsto para 2019, con la colección denominada Pre-Fall, en el lenguaje del sector, porque es de menor tamaño que la de Fall. Esta última abre en marzo, y ellos estarán en los desfiles de otoño/invierno de la Semana de la Moda de París.

Tomada de El Pais